Aunque tampoco hubo gran presencia de senadores y representantes, los que sí madrugaron se quedaron con los crespos hechos en el Salón Elíptico del Congreso de la República porque el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, nunca llegó, detalló el portal.

“No vino el ministro, el salón estaba solo, ahí no había ni el 10 % de los citados. Esto es una vergüenza, a nosotros nos pagan demasiado dinero como para no venir”, dijo el senador Gustavo Bolívar, quien afirmó que el Congreso está acostumbrado a “pupitrear todo el último día”.

La Reforma Tributaria que radicó el Gobierno Nacional con mensaje de urgencia debe ser aprobada antes de que se acabe el año y hay más de 300 proposiciones para modificarla, por lo que seguramente el texto no quedará “tal cual”, como pidió el Presidente Iván Duque hace unos días, según Valora Analitik.

“En el Congreso hay ese contagio de incertidumbre que hay en el entorno político; todo el mundo está muy expectante por lo que pase con las marchas del 21 (de noviembre). Hay incertidumbre política que contagia el normal desarrollo de las actividades legislativas”, sostuvo el senador Rodrigo Villalba.

Por su parte, el representante a la Cámara, Óscar Darío Pérez, anunció que la próxima semana tampoco estaría lista la ponencia del proyecto, pero que se podría votar aproximadamente en comisiones entre el 24 y el 25 de este mes, destacó dataiFX.