Don Rufino José Cuervo, además de ocupar ese cargo, fue una gran figura de la filología en el siglo XIX, según describe El Espectador, medio que detalló también algunas de las exigencias que puso para que se entregara esa suma como herencia.

El valor exacto que se entregará es de $ 19’.095.150 que corresponde a los rendimientos financieros que representan el legado del filólogo. “Dicha entrega monetaria se realizará por una sola vez a la persona elegida siempre y cuando el postulado cumpla con los requisitos exigidos por el legado de Rufino José Cuervo”, detalla la Secretaría de Integración Social, que está a cargo de la convocatoria.

Pero, ¿cuáles son las condiciones? Según esa misma entidad, debe ser tipógrafo que haya nacido en Bogotá, que sea reconocidamente honrado, pobre (con ingresos inferiores a 2 salarios mínimos mensuales), padre cabeza de familia, y que se quiera convertir en el heredero del legado de don Rufino.

La convocatoria se abrió desde el 21 de octubre pasado y los interesados deben seguir las instrucciones descritas en este enlace.

“La herencia está compuesta por los rendimientos anuales de las quince (15) acciones dejadas por el señor Cuervo. La fecha máxima para postularse es el viernes 8 de noviembre del año 2019, hasta las 10:00 a.m., en la carrera 7 # 32 – 16, en el piso 20, de la subdirección de Contratación”, explica la Secretaría.

La entidad aclaró que las personas que participen en la convocatoria y no cumplan con las condiciones exigidas no podrán participar y el proceso se hará de nuevo con base en el testamento de don Rufino.

Cabe mencionar que don Rufino murió hace más de 100 años, pero el testamento está vigente. Según El Espectador, Cuervo tenía un gran apego por Bogotá y, por esto, decidió dejarle su legado a un hijo de esta ciudad.