Luis Parra está buscando a la alcaldesa Claudia López para entregarle el cargamento con estos productos, que guarda en el garaje de su casa, para que sea distribuido en la capital del país; denunció en Noticias Caracol que los intermediarios se están aprovechando de la situación para “robar a nuestros campesinos”, ya que les compran a un precio que no alcanza ni para cubrir los gastos de producción.

“Al campesino le compran el producto grande, el producto bueno, se lo pagan a 700 pesos el kilo, y acá (Bogotá) vienen y venden la libra a 1000 pesos; es decir, 2000 pesos el kilo”, alertó el campesino boyacense al medio.

Parra destacó en el informativo que espera que las autoridades le pongan el freno a los especuladores que casi siempre les compran a los campesinos del país los productos más baratos,  y los venden a altos precios en las principales ciudades del país, escudándose en que también están caros. “Al campesino le dan entre 600 y 700 pesos por un aguacate grande, acá en Bogotá vale 3000 pesos”.

“Ni siquiera les alcanza para cubrir los costos de producción. ¿Qué les está quedando nuestros campesinos?”, destacó el boyacense en el noticiero, y dijo que quiere poner su “granito de arena” en la ‘Donatón para Bogotá’ que cerró el pasado domingo 19 de abril y recolectó más de 50.000 millones de pesos que serán destinados para ayudar a 500.000 familias capitalinas afectadas por la pandemia.