Aunque la Nación recibió, según Valora Analitik, un monto de 475.000 millones de dólares (1,8 billones de pesos, aproximadamente) por la venta del oro, pudo haber obtenido más por él, esto teniendo en cuenta que el apetito de los inversionistas por acumularlo llevó a que alcanzara precios históricos en el mercado internacional.

Para tener claro el panorama, de acuerdo con el medio, el oro alcanzó un precio promedio de 1.736 dólares la onza en junio (cuando lo vendió el Banco de la República), mientras que a principios de agosto se recuperó a un máximo histórico de 2.075 dólares la onza, lo que le pudo haber significado varios millones más al país si el metal precioso se hubiera vendido en este mes.

“La venta de oro de Colombia en junio se realizó con base en los resultados del ejercicio de optimización, en los que el banco central colombiano monitorea las tasas de interés y la volatilidad de los activos para determinar las tenencias de su portafolio de reservas internacionales”, indicó el Emisor a El Tiempo, y agregó que el oro que vendió equivale al 67 % de sus tenencias a finales de mayo.

A pesar de la subida histórica en el precio del oro, actualmente ya se cotiza en un promedio de 1.950 dólares la onza en el mercado internacional, agregó el medio.

El diario destacó además que Colombia logró ganancias de cerca de 1.600 millones de dólares gracias a sus reservas internacionales durante los seis primeros meses de 2020, todo esto gracias al incremento en los precios de los títulos del Tesoro de los Estados Unidos.