Ese presupuesto, según MinHacienda, será invertido para “contribuir con los esfuerzos de Colombia destinados a facilitar el acceso a empleos y servicios sociales básicos” de esta población, y de las comunidades que les brindan atención.

El respaldo financiero hace parte de un programa de “políticas de desarrollo por 750 millones de dólares” que alista el BM, para contribuir a la sostenibilidad fiscal de Colombia y que incluye un plan de “regularización del estatus de más de 260.000 migrantes”, se lee en un comunicado de esa organización mundial.

De acuerdo con el BM, el costo anual de la acogida de este gran flujo de migrantes venezolanos supone a Colombia un 0,4 por ciento de su producto interno bruto (PIB).

A juicio de Axel van Trotsenburg, vicepresidente del organismo para América Latina, la “masiva y rápida migración” desde Venezuela es un desafío humanitario “sin precedentes” en la región.

Trotsenburg resaltó que la situación en Venezuela es la “segunda mayor crisis” de desplazados en el mundo, después de la que provocó la guerra en Siria.

Y es que según cifras del BM, se calcula que 3,7 millones de personas han abandonado Venezuela en los últimos años, de las cuales más de 1,2 millones viven ahora en Colombia.

El tema de los migrantes venezolanos se trató este viernes en el evento que organizó el BM y en el que estuvo presente el ministro Alberto Carrasquilla, que dijo que su preocupación es que los recursos para ayudar a esta población salgan del bolsillo “de los contribuyentes”.

En este video podrá escuchar las declaraciones que dio el ministro Carrasquilla en el evento del BM.