La emisora mencionó que “la llegada masiva de venezolanos agotó el inventario de arriendo de vivienda en los estratos bajos”.

El estudio publicado por Fedelonjas, que reúne a más de 10.500 agentes inmobiliarios del país, resaltó que “esto se da porque al desocupar las viviendas, los propietarios quedan en libertad de fijar el precio del alquiler y la alta demanda ha impulsado el incremento de los cánones”.

Los precios de alojamiento y servicios subieron 4,5 % en los últimos 12 meses con corte a enero. y los estratos 1, 2 y 3 fueron los más afectados, reveló Fedelonjas.

Además, el gremio detalló que durante enero de este año, las ciudades donde más creció el costo del alquiler fueron: Popayán (0,52 %) seguida por Medellín (0,51 %), Florencia (0,42 %), Barranquilla (0,38 %), Cúcuta (0,32 %), Armenia (0,31 %), Valledupar (0,29 %) y Cali (0,27 %).

Por su parte, los estratos 4, 5 y 6 tienen un comportamiento más estable porque son menos las familias que demandan este tipo de viviendas, precisó Fedelonjas.

Finalmente, el gremio concluyó que a pesar de que el 2018 fue un año con “una economía un poco lenta, más familias e inversionistas leyeron el mercado y entendieron que la finca raíz sigue siendo la inversión más segura”.