Así quedó estipulado en un documento que reveló, este lunes, CM& Noticias, y en donde se habla de que Medellín aspiraría a elevar su sueldo en “más de 5 millones de pesos”.

“Medellín, posesionado en el cargo en mayo por el presidente Iván Duque, aparece primero en la lista y con un aumento del 45 %. Quedando su salario en 17.120.697 pesos”, detalla el noticiero.

Además del director de la Esap, el informativo encontró que hay otros “7 altos cargos” a los que también se les incrementará el salario, y que entre ellos hay varios con el “79 %” de aumento.

Al conocer de la propuesta de Medellín para elevar los salarios, organizaciones sindicales de la Esap elevaron su voz de protesta por considerar que se debe aplicar una reforma salarial más amplia que tenga en cuenta a todo el personal de planta de la institución pública. Por eso, a través del noticiero, le pidieron al presidente Duque que no sancione este decreto, pues ya fue aprobado por la junta directiva de la Esap.

Como la discusión por el aumento salarial en la Esap viene desde hace varios días, el director Medellín ya había justificado su decisión en una entrevista que concedió a W Radio, el pasado 23 de agosto.

Allí, el directivo argumentó que ese aumento del salario para altos cargos tiene que ver con una reestructuración que viene en camino, pues dijo que a su llegada a la institución encontró gente muy preparada en sus cargos que no tenía una remuneración adecuada.

“Esto es un proceso gradual, donde hay que comenzar por mejorar el nivel y los cargos de competitividad… que nos garantice que la gente que llega es de mucha calidad, que la gente quiera ir a trabajar a la Esap, porque, por ejemplo, un jefe de oficina jurídica que tiene que atender contratación por más de 300 mil millones de pesos, no le pueden pagar 5 millones de pesos, que es una proporción similar a lo que se gana un jefe de oficina en una ciudad capital del país. Necesito gente muy buena para que pueda haber calidad”, explicó Medellín.

De hecho, en La W advirtieron que al revisar casos en la Esap se encontraron los de algunos contratistas “que se ganaban hasta 100 millones de pesos mensuales”, mientras que empleados que tienen “maestrías y especializaciones, y se ganan entre 5 o 6 millones de pesos”.

“Y hasta con doctorado, porque le puedo decir que hay gente que ha hecho un esfuerzo muy grande por formarse, por educarse, y el nivel de remuneración es muy bajo”, complementó Medellín, y aseguró que al llegar a su cargo encontró que la Esap estaba “politizada”.

Así las cosas, la discusión es ahora por parte de los sindicatos, que piden tener en cuenta a todo el personal para una nivelación salarial.