Las estaciones, que estarían incumpliendo con la regulación en los precios de venta de combustibles ordenada por el Gobierno Nacional, podrían ser multadas con 2.000 Salarios Mínimos Mensuales Legales Vigentes (1.755 millones de pesos), de acuerdo con un comunicado de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC).

En las visitas de inspección, la entidad encontró que en dichas estaciones de servicio la información publicada de los precios de los combustibles que se distribuyen, tanto en los avisos de indicación como en surtidores y en el Sistema de Información de Comercialización de Combustibles, era diferente o simplemente inexistente a lo estipulado por el Gobierno en medio de la crisis económica que enfrenta el país por la pandemia del COVID-19.

De otro lado, la SIC evidenció que en algunos casos la ubicación de los avisos en los que se informa el precio de venta de los combustibles no resultaba del todo legible para el consumidor, de acuerdo con las entradas o accesos a los establecimientos.

Estas son las estaciones de servicio investigadas por la SIC:

Superintendencia de Industria y Comercio.
Superintendencia de Industria y Comercio.

La Superindustria aclaró que contra la apertura de la investigación no procede ningún recurso; sin embargo, advirtió que en el proceso administrativo se podrán presentar descargos y ejercer el derecho a la defensa.