En una misiva, difundida por el portal Diario Deportes, el canal manifestó que se le informó sobre “manifestaciones y comentarios” de Guzmán acerca de “supuestas maniobras fraudulentas” para obtener de la Dimayor los derechos de transmisión del fútbol colombiano a través del canal prémium Win Sports +. 

La carta continúa afirmando que rechazan “de manera enfática” esas aseveraciones, ya que son “erróneas, infundadas y carecen de sustento”. Después, señalan que el dirigente está “afectando el buen nombre e intachable reputación de la compañía”. 

El documento firmado por Fernando Azuero, representante legal del canal, finaliza detallando que “Win Sports se reserva el derecho de ejercer las acciones legales” necesarias para “proteger los intereses y derechos de la compañía”. 

Ante esto, el presidente del equipo boyacense respondió en otra carta apuntando que el canal fue “mal informado” por “personas a quienes incomoda” con sus “observaciones respetuosas” 

Finalmente, escribió que “jamás” ha hecho “comentarios o manifestaciones que sean dignos de reproche jurídico” por parte de Win Sports.