Groenewegen “colaboró con la investigación” y aceptó ser suspendido hasta el 7 de mayo de 2021″, señaló la Unión Ciclística Internacional (UCI).

En consecuencia, el neerlandés podrá volver a competir en el Giro de Italia, que debe comenzar el 8 de mayo de 2021, pues su castigo empezó a contar desde el día del incidente.

Groenewegen empujó contra las barandas a Fabio Jakobsen en el embalaje de la primera etapa de la ronda polaca, dejándolo en coma inducido por 2 días y con heridas en rostro y cabeza, de las que tuvo que ser operado, incluso con cirugías de reconstrucción.

Durante la investigación, el corredor de 27 años reconoció haber desviado su línea de carrera y haber violado el reglamento, indicó la instancia, precisando que durante su suspensión deberá participar “en eventos en beneficio para la comunidad ciclística”.

Entre tanto, Jakobsen, que no se ha expresado tras la sanción, mejora de sus lesiones y presenta un estado de salud óptimo, según informaron medios holandeses.

El corredor del Deceunick recientemente explicó en redes sociales que los puntos de sutura ya le fueron retirados y que una nueva operación está prevista para comienzos de 2021.