El esprínter holandés Fabio Jakobsen, víctima de una escalofriante caída en la llegada de la primera etapa del Tour de Polonia, ya está fuera de peligro, pero debe afrontar una incapacidad de varios meses, según su equipo.

“Ellos (los médicos) le retiraron 130 puntos de sutura de la cara. Solo tiene un diente, su paladar todavía no está curado y una de sus cuerdas vocales sigue paralizada. Todavía no sabe respirar correctamente”, explicó en un comunicado Patrick Lefevere, director del equipo Deceuninck-Quick Step, que le visitó en el hospital.

Y como muchos temían, el informe médico es duro. “Está en un estado peor que Remco Evenepoel (quien se cayó hace diez días en el Giro de Lombardía). Las fracturas de Remco deberían curarse en seis semanas según los médicos pero para Fabio Jakobsen hablamos de una convalecencia de varios meses“, declaró.

El ciclista de 23 años, vigente campeón nacional de los Países Bajos, fue empujado por su compatriota Dylan Groenewegen en un ‘sprint’ a toda velocidad en un falso llano en descenso, y salió disparado por encima de las barreras de seguridad.

El accidente dejó a varios corredores heridos, mientras que el culpable de la misma fue sancionado por la Unión Ciclista Internacional y confesó que quedó bastante afectado luego de lo sucedido. A continuación, las imágenes de la estruendosa caída que sufrió Jakobsen: