Primoz Roglic confirmó este jueves su presencia en el Tour de Francia, luego de que él mismo la pusiera en duda por la caída que sufrió en el pasado Critérium del Dauphiné, que lo obligó a retirarse de esa última carrera preparatoria que tuvo para la competencia que inicia este sábado.

El campeón de la Vuelta a España ofreció una rueda de prensa y en ella le preguntaron por sus principales rivales al título del Tour, entre ellos Egan Bernal y el equipo Ineos. El esloveno le hizo el quite al debate y respondió: “Debemos concentrarnos en nosotros, es en lo único que tenemos control. No pienso realmente en los otros rivales”.

A diferencia del europeo, Nairo Quintana no tuvo problema en reconocer que el zipaquireño era el máximo candidato al título, que precisamente obtuvo el año pasado. “Sigue siendo el favorito Egan y el equipo Ineos. Es un equipo muy fuerte”, declaró el boyacense un día antes.

Por su rendimiento en las carreras que se disputaron en agosto, ganando etapas y siendo líder en todas ellas, Roglic se convirtió en el máximo favorito del Tour de Francia, pero sobre su rendimiento se generaron ciertas dudas después de su retiro en el Dauphiné.

Sobre ello, el líder del equipo Jumbo Visma aseguró sentirse preparado para lo que viene. “Estoy aquí, en la salida, es una muy buena noticia y estoy contento de estar. Estoy preparado, como el resto de corredores del equipo”, aseguró a los medios de comunicación que atendió.

El otro ciclista del conjunto holandés favorito al primer escalón del podio en París es Tom Dumoulin, quien ganó el Giro de Italia en 2017 y fue subcampeón del Tour en 2018.