Nairo Quintana no solo estuvo con los favoritos cuando el ritmo se apretó en los altos de primera categoría y de categoría especial, pues también se puso al frente y lanzó un par de arrancones.

Incluso, fue el único que respondió cuando el esloveno Primoz Roglic quiso atacar; a tal punto que coronó con él el último premio de montaña del trazado; sin embargo, fueron alcanzados en el descenso posterior.

“Qué bien que está Nairo, es la sensación que nos quedó a todos después de lo visto”, afirmó el narrador argentino Mario Sábato en ESPN a modo de balance; además, se aventuró a decir que si el boyacense sigue así, estará en el podio final.

Otro aspecto para destacar es que Quintana no está contando con gregarios en las diferentes escaldas, ya que todos sus compañeros se descuelgan rápidamente, por lo que debe gestionar solo sus estrategias.

Nairo es sexto en la general del Tour de Francia, a 13 segundos del británico Adam Yates y a 10 de Roglic, los 2 primeros de la clasificación, lo que hace suponer que esté a la ofensiva en alguna de las jornadas de alta exigencia que aún faltan.