El norteamericano, que comparte filas con el colombiano Rigoberto Urán, se salió de la vía con tanta fortuna que esquivó una barrera de contención.

Además, logró seguir rodando en un tramo de césped que estaba llenó de aficionados y vehículos estacionados, a los que tampoco alcanzó a chocar.

Incluso, fue ayudado por algunos espectadores, pues lo empujaron para que retomara su camino.

En video, la curiosa acción presentada en la etapa 8 del Tour de Francia: