“Ha sido la etapa más difícil hasta ahora. Nunca es fácil correr en el Giro, pero correr en Sicilia es de un nivel completamente diferente. Los próximos días van a ser difíciles, como el día de hoy”, señaló.

Ante la llegada de la montaña, Dennis tiene claro que la subida del jueves al Etna empezará a mostrar el estado de forma de cada aspirante de la general.

El artículo continúa abajo

“El Etna será una prueba para los candidatos de la general porque allí se verá la condición de cada uno, así que será interesante ver dónde estoy comparado con los otros rivales”, concluyó.

Después de la etapa 4, Dennis mantuvo su liderato en el Giro con apenas un segundo de ventaja sobre el vigente campeón Tom Dumoulin (Sunweb) y a 17 del tercero, Simon Yates (Mitchelton Scott).