Primoz Roglic (Jumbo-Visma) destacó el trabajo que hizo con su compatriota Tadej Pogacar (UAE Emirates), ahora segundo en la general, para dejar atrás a los ‘escarabajos’ en el último premio de montaña de la jornada y alejarlos en la clasificación.

“Ha sido un buen día, estoy muy feliz. Mientras pueda ganar tiempo, cada segundo es una ventaja. Honestamente, esperaba que Tadej Pogacar lo hiciera bien, lo conozco y sé que es demasiado fuerte”, explicó en un principio.

Y sacó pecho por el golpe de autoridad que a punta de relevos dio con Pogacar, que le quitó la camiseta de mejor joven a Egan Bernal“Estoy muy contento de que fuéramos 2 eslovenos los que coronamos en la cima entre el grupo de favoritos”.

Además, reconoció que la unión entre ambos, sin importar que pertenezcan a equipos diferentes, es algo normal.

“Somos una nación y en ciclismo nos motivamos unos a otros para mejorar cada día”, apuntó a modo de lección para los ‘cafeteros’, que vienen corriendo sin armar bloque y cada uno por su lado.

Después de la fracción, ganada por el colombiano Daniel Felipe Martínez, Roglic quedó con 44 segundos sobre Pogacar, con el que cruzó la meta al tiempo, mientras que Bernal, defensor del título, quedó tercero a 59.

“Solo hago mi trabajo y estoy contento con la situación en la que estoy”, concluyó el hoy máximo candidato para coronarse campeón del Tour de Francia.