Cuando se lanzó el esprint, Peter Sagan fue por la victoria pegado a las vallas de seguridad; sin embargo, empujó con un cabezazo en los metros finales al belga Wout van Aert, que iba justo a su lado, por lo que hubo alegato entre ambos y seña de ‘pistola’ del belga para su rival.

Por fortuna, Van Aert bajó el ritmo para no caer, ya que estaba pegado al irlandés Sam Bennett y a Caleb Ewan, a los que hubiera podido derribar si se tiene en cuenta que todos iban a cerca de 70 kilómetros por hora.

Por esta acción, Sagan fue descalificado por los comisarios del Tour de Francia, que le dieron la posición del último ciclista del lote principal.

Sin embargo, en las repeticiones de video se logró ver el celular de un aficionado atravesado en la línea de carrera de Sagan, por lo que Mario Sabato, narrador de ESPN, coincidió con el exciclista y comentarista Víctor Hugo Peña en decir que el eslovaco habría esquivado al teléfono en cuestión.

Un empujón similar, pero contra las barandas, se vio semanas atrás en la primera fracción del Tour de Polonia, cuando el holandés Dylan Groenewegen desplazó en pleno embalaje a su compatriota Fabio Jackobsen, quien se desestabilizó y sufrió múltiples fracturas craneales.

Y mientras que a Groenewegen lo expulsaron por su temeraria acción, a Sagan solo le quitaron su casilla, aparentemente teniendo en cuenta la circunstancia del celular.

Entre tanto, no hubo modificaciones en la clasificación general, en la que el esloveno Primoz Roglic es líder y en la que hay 4 colombianos entre los 10 primeros.

En video, el empujón de Sagan desde varios ángulos: