Rigoberto Urán, tercero en la general del Tour de Francia tras una etapa en la que se reventaron sus Egan Bernal y Nairo Quintana, aseguró que no siente encima el peso del ciclismo colombiano.

“Ese peso ya me lo quité hace cinco años”, después de hacer dos podios consecutivos en el Giro de Italia (2013 y 2014) que le hicieron uno de los ciclistas más cotizados del pelotón. “El peso más grande era mantener a mi mamá, que la sigo manteniendo… y a la suegra”, añadió bromeando.

Luego del hundimiento de sus compatriotas en el Grand Colombier, que quedan virtualmente fuera de la lucha por el podio, Urán se convierte en la principal carta colombiana en este Tour, después de cruzar la meta a 18 segundos del vencedor de la etapa, el esloveno Tadej Pogacar, y de su compatriota Primoz Roglic, líder de la carrera.

Urán es tercero en la clasificación general a un minuto y 34 segundos de Roglic y a 54 de Pogacar, aventajando en once segundos al también colombiano Miguel Ángel ‘Supermán’ López, cuarto en el Grand Colombier.

“Estamos en una buena posición, quedan bastantes días de montaña y una crono importante” el sábado, declaró Urán luego de cruzar la meta. “Ahora vamos a tratar de hacer mañana un buen descanso con un buen entreno y prepararnos para el martes”, en la segunda etapa alpina, con final en Vilard de Lans.

Este es el video de las particulares declaraciones de ‘Rigo’ luego de la etapa 15 del Tour: