Nairo Quintana perdió casi cuatro minutos en la etapa 15 del Tour de Francia luego de quedarse cortado del pelotón de los favoritos cuando faltaban 13 kilómetros para la meta en la cima del mítico Grand Colombier. La caída de hace dos días le jugó una mala pasada al líder del equipo Arkea, quien habló de lo mal que la pasó en la parte final de la jornada.

“Sabía que era muy difícil aguantar, intenté lo más que pude. Son dos caídas, hace dos días tuve la última muy fuerte. Verdaderamente, he tenido mucho dolor, intentaba aguantar y creer que no había pasado nada, pero las caídas son las caídas”, aseguró el colombiano minutos después de cruzar la meta.

De todas maneras, el boyacense se mostró orgulloso por ser capaz de continuar en carrera a pesar de las contusiones que tiene en los dos codos y las dos rodillas.

“Los que cayeron conmigo han tenido que retirarse e irse para casa y es verdaderamente puro orgullo y corazón lo que estamos haciendo. Intentaremos que pase, recuperar de esta caída. Me duele hasta el alma, pero esperamos seguir para adelante”, concluyó Quintana.

Por el tiempo que perdió este domingo, Nairo cayó al noveno puesto de la clasificación general, a 5 minutos y 8 segundos del líder Primoz Roglic. Sin embargo, el colombiano que peor la pasó hoy fue Egan Bernal, quien cedió más de 7 minutos en la meta y por eso descendió hasta el puesto 13 en la tabla, a poco más de 8 minutos del esloveno.

Ahora el objetivo para las máximas figuras del ciclismo nacional cambió ya que el podio para ellos es algo casi que imposible. Este lunes descansarán y el martes comenzarán la última semana de la carrera.