Fuentes judiciales dijeron a la AFP este viernes que una junta de cuatro fiscales paraguayos recomendaron al magistrado de la causa la “suspensión condicional de prueba” con la condición de que entregue la suma de 90.000 dólares para reparar el daño causado, previo establecimiento de un domicilio en Brasil y la comparecencia ante un juzgado de su país cada tres meses por espacio de un año.

El juez del caso, Gustavo Amarilla, dijo a la prensa local que el lunes examinará el informe del fiscal antes de llamar a Ronaldinho y su hermano Roberto de Assis Moreira para imponerle las penas.

Ambos completaron este viernes cinco meses de prisión, cuatro en reclusión domiciliaria en un hotel cuatro estrellas en el centro de Asunción.

“No se ha detectado algún elemento que compruebe que Ronaldo de Assis Moreira haya tenido una directa participación en la planificación de la obtención de documentos irregulares, extremo que no lo exime de la responsabilidad”, sugiere el considerando del informe de la fiscalía.

Dijo que la expectativa de pena privativa de libertad para el campeón mundial con Brasil en 2002 es de dos años y recomendó que sea sometido a un período de prueba de un año “para dar satisfacción al delito cometido”. El petitorio se extiende a Roberto de Assis Moreira, a quien además se atribuye responsabilidad en la obtención de los pasaportes utilizados a su ingreso el 4 de marzo pasado en Asuncion.

Ronaldinho había llegado para desarrollar una agenda con una fundación de ayuda a niños pobres del interior de Paraguay y la inauguración de un casino regenteado por un empresario de su país.