La corona fue para el Lille, que defendió el primer puesto en la tabla al imponerse 1-2 en su visita al Angers, con lo que volvió a ser campeón después de 10 años.

El PSG, por su parte, debía sumar los 3 puntos y esperar una caída del líder, lo que finalmente no sucedió. Sin embargo, en su presentación hubo 2 hechos particulares: un gol olímpico del argentino Ángel di María y una pena máxima desperdiciada por el brasileño Neymar.

En la anotación del argentino, el balón alcanzó a rozar a un defensor, mientras que en el cobro del brasileño, la pelota ni siquiera fue hacia el arco. El otro gol fue obra de Kylian Mbappé.

Con estos resultados, Lille y PSG irán directamente a Champions League; Mónaco disputará la fase previa por terminar tercero en la Liga de Francia.

A su vez, obtuvieron cupo a la Liga de Europa: Lyon, Olímpico de Marsella y Stade Rennais.

Finalmente, descendieron Nimes y Dijon; Nantes irá a la promoción para intentar mantener la categoría.

Gol olímpico de Ángel di María con el PSG

En video, la pelota golpeó a un zaguero antes de entrar a la portería rival:

Neymar botó penalti ante el Brest

Mucho amague y poca puntería; la pelota ni siquiera fue al arco: