En diálogo con la agencia Associated Press (AP), Ceferin señaló que los clubes que insistan en la creación de una Superliga europea deberán enfrentar la expulsión de la Champions League.

Aunque el proyecto que prometió revolucionar el fútbol del Viejo Continente solo tuvo 48 de vida, porque la mayoría de los equipos renunciaron ante el disgusto de diferentes sectores, Real Madrid, Barcelona, Juventus y Milán todavía no han desistido de esta idea y por eso Aleksander Ceferin amenaza con que podrían sufrir “algunas consecuencias, publica AP.

“Está muy claro que los clubes tendrán que decidir si son Superliga o si son un club europeo. Si dicen que somos una Superliga, entonces no juegan la Liga de Campeones, por supuesto… y si están listos para hacerlo, pueden jugar en su propia competencia”, zanjó el presidente de la Uefa a AP.

“Todavía estamos esperando la experiencia legal y luego diremos, pero todos enfrentan consecuencias por sus decisiones y lo saben. Para mí, es una situación muy diferente entre los clubes que admitieron su error y dijeron: ‘Dejaremos el proyecto’. Los demás principalmente saben que yo diría que este proyecto está muerto, pero probablemente no quieran creerlo”, agregó el directivo en la misma agencia.

Por ahora el Comité Ejecutivo de la Uefa no adoptó sanción alguna para los clubes fundadores de la Superliga y los que siguen adelante en sus competiciones, como Real Madrid, Manchester City y Chelsea en la Liga de Campeones, aunque abordó “las opciones” y “pasos” que puede dar tras lo ocurrido estos días.

La renuncia de los 6 clubes ingleses, los 3 italianos y el Atlético de Madrid, fue muy bien acogida por Aleksander Ceferin, que se mostró muy crítico con la iniciativa y sus impulsores y avanzó la posibilidad de imponer sanciones.

“Lo importante ahora es que sigamos adelante, reconstruyamos la unidad de la que gozaba el juego antes de esto y avancemos juntos”, apuntó inicialmente Ceferin, que también es partidarios de “evaluar la situación para cada club concreto y luego ver cómo se va a desarrollar todo”.

Primero hay que tener al menos cierta honestidad, para poder esperar el diálogo por la otra parte”, dijo el jueves.