La reactivación de los diferentes campeonatos ha servido para implementar una nueva modalidad de difusión de los mismos, pues se depende de la televisión para que los encuentros puedan ser seguidos por los aficionados.

Pero esta normalidad ha hecho que hasta los fanáticos más radicales se hayan perdido y ya no estén al día ni siquiera con su propio equipo.

“Descuidaron al hincha con la proliferación de partidos todos los días y a horas incómodas, eso genera ese desapego”, opinó al respecto el exarquero español Francisco ‘Paco’ Liaño en declaraciones entregadas al diario El Confidencial.

Por su parte, el periodista gallego Germán Dobarro se quejó ante el mismo medio afirmando que los aficionados no son tontos y se apartan al darse cuenta de que con la prohibición de medios en los estadios, ahora en las ruedas de prensa virtuales hay filtros y solo se le da espacio a las “preguntas amables”.

A su vez, Augusto César Lendoiro, expresidente del Deportivo de La Coruña, explicó que la gente ya no sabe cómo está la tabla de posiciones y pierde interés al “tener que esperar casi una semana para conocer la clasificación final de la jornada”.

Incluso, el comentarista Rodrigo Fáez, reseñado en el mismo artículo, aseguró que durante la pandemia se hicieron fuertes otras formas de entretenimiento, como las redes sociales y las plataformas de películas en línea, lo que ha dejado al fútbol en un segundo plano.

Además, el profesor universitario Gay de Liébana señaló que ver partidos en estadios vacíos y con aplausos pregrabados “no es atractivo, no tiene pasión ni color y cansa a los aficionados”.

Por último, el exportero Liaño aseguró que al no poder socializar en las tribunas, muchos le dan la espalda a la pantalla de televisión, mientras que el exdirigente Lendoiro pronosticó que todas estas acciones que juegan en contra del hincha se verán representadas en bajas asistencias cuando los estadios se vuelvan a abrir para el público.