Nairo Quintana volverá a la competición en el Tour de L’Ain entre el 7 y 9 de agosto, antes de afrontar el Dauphiné camino del Tour de Francia, donde tratará de alcanzar el podio, según declaró el director del equipo, Emmanuel Hubert.

Quintana, de 30 años, comenzó la temporada con 5 triunfos y se encontraba lanzado antes del parón de la temporada por la pandemia del coronavirus. Ahora, los planes para su calendario han quedado fijados con el objetivo de volver al podio del Tour, en el que ha estado en 3 ocasiones: segundo en 2013 y 2015 y tercero en 2018.

“Nairo quiere estar en el podio del Tour, lo ha dicho muchas veces, no es ningún secreto. Irá con nuestro otro líder, Warren Barguil, y ambos serán complementarios y podrán apoyarse. Iremos con grandes ambiciones, pero seremos humildes porque sabemos que el nivel en esta carrera siempre es muy alto. Ningún oponente, ningún equipo será tomado a la ligera “, señaló Hubert.

Según la planificación del Arkea, Barguil competirá en el Tour de Occitania del primero al 3 de agosto y Quintana en el Tour de L’Ain del 7 al 9. Después ambos corredores coincidirán en el Dauphiné como ensayo general para el Tour de Francia (del 29 agosto al 20 septiembre).

“Tener a nuestros dos líderes repartidos es la forma de multiplicar nuestras posibilidades de sumar puntos para este ranking del cual somos líderes en la actualidad y que abrirá las puertas de todas las carreras del World Tour en 2021”.

Según comentó el director del Arkea, “el Critérium Dauphiné es un gran evento que siempre ofrece un formato de carrera que sirve como preparación ideal para el Tour”. “Este año, por supuesto, la carrera se reducirá en términos del número de días de carrera, pero seguirá siendo interesante en el enfoque del Tour disputado unas semanas después. Nairo y Warren ya han corrido juntos este año, ya han adquirido automatizaciones en la carrera, el Dauphiné les permitirá refinarlos aún más”, concluyó el fracés.