“Es un insulto para el fútbol femenino. Es una idea terrible jugar la final de la Copa América y la Copa Oro el mismo día que nuestra final. Sobre todo que desde el 2017 conocían [Conmebol y Concacaf] el calendario del Mundial”, manifestó Megan Rapinoe.

“Hablamos de una final mundial, debería paralizarse todo en el fútbol para darnos visibilidad”, añadió la mediocampista, la cual fue goleadora y balón de oro de la competencia.

“Pienso que está muy claro que las mujeres en el deporte no han sido tratadas con el mismo cuidado y la misma financiación que se observan en los deportes masculinos”, concluyó la jugadora.

Estados Unidos venció en la final 2-0 a Holanda, con goles de Rapinoe y Rose Lavelle, y logró su cuarto título Mundial, el segundo de manera consecutiva.