Así lo señala el diario francés Le Parisien, que destaca que la llegada de Lionel Messi al PSG es “la fantasía” del emir de Qatar, dueño del club que la temporada pasada fue subcampeón de la UEFA Champions League. 

Ese rotativo dice que a diferencia de otras temporadas en las que el club tanteó la contratación del argentino, el PSG se ha posicionado en el fútbol europeo, Messi quedará libre en junio (ya puede negociar con otros clubes) y a esto se le suma la llegada de otro argentino al banquillo parisino; el arribo de Mauricio Pochettino.

Una de las casualidades que destaca ese medio y que une a Messi con Pochettino es que ambos empezaron su carrera profesional en el club Newell’s Old Boys de Rosario, en Argentina. 

Asimismo, ese periódico recordó que Messi eligió a Pochettino como el segundo mejor entrenador del mundo en las votaciones al premio ‘The Best’ de la FIFA en el año 2019. En esa ocasión, Messi escogió a Guardiola como el mejor y a Marcelo Gallardo como el tercer mejor entrenador.

Así votó Messi en la edición 2019 de ‘The Best’:

¿Lionel Messi se va del FC Barcelona? 

Después de su polémica con el expresidente del FC Barcelona, Josep María Bartomeu, Messi no ha vuelto a pronunciarse acerca de su salida del club ‘culé’ en donde ha militado toda su carrera profesional. 

La posibilidad de que Messi se quede dependerá de las elecciones presidenciales del equipo, las cuales de llevarán a cabo el próximo 24 de enero. 

Según el diario catalán Mundo Deportivo, los candidatos más fuertes para las elecciones (Joan Laporta, Víctor Font, Emili Rousaud y Toni Freixa) prometen hacer hasta lo imposible para que Messi se quede en el club ‘culé’. 

Sin embargo, ese rotativo detalló que ninguno de los 4 candidatos principales se ha puesto en contacto con Messi o su padre (su agente) para empezar los diálogos de la renovación del contrato del astro argentino.

Esta fue la última entrevista de Messi, donde dijo por qué se iba a quedar en el Barcelona durante la temporada que está en curso (él quería irse del club ‘culé’, pero el ahora expresidente no lo dejó):