“Voy a seguir en el club porque el presidente me dijo que la única manera de marcharme era pagar la cláusula de 700 millones [de euros], que es imposible, y que luego había otra manera que era ir a juicio”, afirmó ‘la Pulga’ en declaraciones entregadas a Goal.

Messi agregó que no quiso ir a tribunales por su “amor” al ‘Barça’: “Es el club me dio todo y yo le di todo, jamás se me pasó por la cabeza ir a juicio”.

Adicionalmente, dejó claro que su deseo era no jugar más en la escuadra ‘azulgrana’: “Me quería ir y estaba en todo mi derecho porque lo decía el contrato, que podía quedar libre. Y no es ‘me voy y ya está’, me iba a costar muchísimo”.

“Me quería ir porque pensaba en vivir feliz mis últimos años de fútbol. Este último no encontré la felicidad dentro del club”, reconoció.

Y aclaró que seguirá entregando lo mejor de su fútbol, pese que permanecerá en la institución a regañadientes: “Mi actitud no va a cambiar por más que me haya querido ir”. 

Horas antes del testimonio de ‘Lío’, su propio padre, actuando en condición de representante, mandó una carta a los directivos de la Liga Española desconociendo la cláusula de 700 millones, lo que no sirvió de mucho si se tiene en cuenta que su hijo no logró desligarse de la formación barcelonista.

En video, las declaraciones de Messi: