El que es, para muchos, el mejor equipo de Colombia, no pudo contra uno de los que peor la está pasando en Argentina desde hace semanas. El Junior no aprovechó la oportunidad de ‘cuadrar caja’ en la Libertadores luego de su derrota en el primer partido que jugó (ante Palmeiras) y ahora sus aspiraciones en el torneo continental se complicaron bastante.

El panorama en el estadio Nuevo Gasómetro se puso difícil para los dirigidos por Luis Fernando Suárez desde el minuto 29, con la tarjeta roja que recibió el lateral Gabriel Fuentes. Desde allí, Junior se limitó a conservar la igualdad sin goles, pero su esfuerzo no tuvo el resultado esperado.

Al minuto 78, el argentino Román Martínez abrió el marcador y acabó con la ilusión juniorista. San Lorenzo se benefició por la eterna tradición entre el fútbol colombiano y el argentino: cuando un equipo del país albiceleste está atravesando una crisis de resultados, a su orden estará un equipo colombiano para revivirlo de la nada. Tanto en clubes como en selecciones el patrón es el mismo.

Así las cosas, el equipo que dirige el ex Atlético Nacional Jorge Almirón acabó con una sequía de 15 partidos sin ganar. Con la victoria de este miércoles, San Lorenzo llegó a 4 puntos de 6 posibles en esta edición de la Copa Libertadores, mientras que Junior no tiene puntos y es último del grupo 6 del torneo.