Mientras los hinchas de su equipo, el Binacional, lo ovacionaban, un ayudante de campo del club rival, el Sport Boys, esperó al colombiano a la salida de la cancha para insultarlo, como se ve en la grabación difundida por el diario peruano La República.

El exjugador de Independiente Santa Fe no se había dado cuenta de la situación, hasta que llegó a la entrada del túnel de acceso a los camerinos y vio al preparador del club contrario increpándolo furiosamente.

Cuando parecía que el caleño iba a responder físicamente a los insultos, la Policía se tuvo que poner en el medio de los dos y alejar al ‘cafetero’. Mientras tanto, los hinchas se quedaron insultando al agresor y ovacionando a su jugador estrella.

Su equipo ganó el duelo por marcador de 3-2 y el vallecaucano se reportó con gol, tal y como lo hizo frente al Sao Paulo, el pasado 5 de marzo en la Copa Libertadores de América.

Este fue el momento de la gresca: