Cristiano Ronaldo decidió en las últimas horas “refugiarse” en su ciudad natal, Funchal, con su familia y, así, alejarse del brote de coronavirus de Italia y estar al lado de su madre, ingresada desde el pasado 2 de marzo por un accidente cerebrovascular (ACV).

Según han divulgado en las últimas horas diferentes medios del archipiélago de Madeira, el jugador de la Juventus se encuentra junto a su pareja, Georgina Rodrigues, y sus hijos instalado en su residencia de Funchal.

Su madre aún está convaleciente y como está paralizada la liga italiana, algunos medios especulan sobre la idea de que el jugador pueda estar allí durante algunos días más.

Ronaldo jugó su último encuentro -su partido número mil como profesional- el pasado 8 de marzo contra el Inter de Milán y, con certeza, no se sabe qué día se reanudará la liga, tras las suspensión de todos los eventos deportivos ordenada por el Gobierno de Italia a causa del coronavirus.