Jeison Lucumí fue presentado la semana pasada como nuevo jugador del Elche de España, pero los días posteriores al anuncio no fueron los más tranquilos para él ya que hace poco se conoció que Tigres de México, equipo que era el dueño de sus derechos deportivos, lo demandó ante la Fifa.

El extremo colombiano renunció a ese equipo porque le debían varios sueldos y por eso firmó contrato con los españoles por su cuenta. A los aztecas no les gustó para nada esa situación y por eso llevarán al jugador a los estrados.

Sin embargo, este miércoles Lucumí ya apareció formalmente inscrito en la página web de la liga española, algo que no había sucedido en los días anteriores porque no había llegado al equipo europeo la documentación necesaria.

El técnico argentino Jorge Almirón, que dirigió al caleño en Atlético Nacional, fue el que lo llevó a ese club. El estratega también llegó al Elche hace unas cuantas semanas, pero no ha podido dirigir porque su licencia no ha sido avalada por las autoridades futbolísticas de España.

El club ibérico, recién ascendido a la primera división, ha jugado dos partidos en esta temporada, de los cuales ganó uno y perdió otro, por lo que está en el puesto 17 de la tabla de posiciones. Este sábado se enfrentará al Huesca.