Este domingo, James Rodríguez regresó a la titularidad con Everton, pero el partido no terminó nada favorable por culpa de un golpe que recibió a los 66 minutos del duelo contra Fulham, por Premier League, encuentro que terminó en derrota 0-2 para los ‘Toffees’.

El volante colombiano, que tampoco estaba teniendo una gran actuación, fue al choque para disputar el esférico con un rival, pero terminó recibiendo un golpe en el tobillo que lo inmovilizó por completo.

El cuerpo médico del equipo ingresó al campo de juego y aunque hicieron una atención rápida con hielo en la zona afectada, Carlo Ancelotti decidió sacarlo del encuentro de inmediato.

Aunque James logró salir del terreno por sus propios medios, no podía apoyar bien su pie izquierdo y en su rostro reflejaba el dolor que sentía en esta extremidad.

Así fue la acción que, otra vez, prendió las alarmas en la Selección Colombia por James Rodríguez, quien ya se había lesionado en diciembre del 2020.

(Le puede interesar: Con camiseta y todo, estrella de WWE se vuelve hincha del Everton gracias a James)

Rodríguez Rubio es el cuarto jugador de la Selección Colombia que termina con molestias en este fin de semana: Johan Mojica, David Ospina y Juan Guillermo Cuadrado también sufrieron en sus respectivos encuentros.

Hasta el momento no se conoce el parte médico oficial de la lesión del colombiano, pero se espera que no sea tan grave para que pueda estar en el partido contra Brasil, si es que logran ingresar al país él y los demás jugadores que están en Inglaterra.