Según la investigación que viene cumpliendo el directivo de la FEF Jaime Jara, los indicios apuntan a que Castillo ha actuado como ecuatoriano con documentos falsos y afirma tener las pruebas de que el futbolista, de 20 años, nació en Tumaco, Nariño.

El directivo precisó los nuevos detalles en una entrevista con la emisora de radio “Mach Deportes”, de la capital ecuatoriana, donde dijo haber presentado toda la documentación a la Comisión de Disciplina de la FEF para que castigue al jugador por actuar con documentos alterados o falsos.

El directivo insistió en que Castillo es colombiano porque cuenta con registro civil de Colombia, en el municipio de Tumaco, pero será la Comisión Disciplinaria la que determinará una eventual sanción al jugador, que según el directivo tiene el legítimo derecho para defenderse.

Castillo se ha convertido en una de las figuras importantes de Barcelona, equipo con el que ganó el título del año pasado y ha comenzado como titular en la actual temporada.

Las investigaciones sobre la nacionalidad de Castillo vienen desde hace varios años, sin embargo, la FEF lo habilitó en el 2019 como ecuatoriano, aunque también advirtió de que podría reabrir la investigación en caso de ser necesario.

Por su parte, el empresario de jugadores Marco Zambrano aseguró a una emisora local en 2018, que Castillo hasta ese momento había sido investigado en seis ocasiones y que el Registro Civil ecuatoriano validó su información en dos ocasiones.

Zambrano también había dicho que el gubernamental Consejo de Participación Ciudadana, tuvo que enviar cartas pidiendo disculpas en esa época.

Entretanto, el presidente de Barcelona, el argentino naturalizado ecuatoriano, Carlos Alejandro Alfaro Moreno, señaló a periodistas locales el pasado miércoles, que su jugador fue habilitado como ecuatoriano por la FEF tras el proceso de investigación en el año 2017, cuando fue transferido desde el Aucas de Quito.