El sujeto que entró al Super Bowl LV, identificado como Yuri Andrade, aseguró en varios medios que lo hizo porque había apostado una fuerte suma a que un aficionado se metería al campo.

Sin embargo, su teoría se cayó con la publicidad que tenía en el traje rosado que llevaba puesto, relacionada con una página de entretenimiento para adultos.

La misma situación ocurrió 2 años antes, cuando la modelo Kinsey Wolanski entró a la definición de la Champions League con un traje similar y el mismo aviso estampado en el frente.

En ambas situaciones debió intervenir el cuerpo de policía, aunque en el caso de Andrade, debió pagar una fianza de 500 dólares para ser puesto en libertad, reportó ESPN.

Detrás de estos incidentes está alguien que se identifica como Vitaly Zdorovetskiy, quien convenció a la mujer por ser su pareja del momento, mientras que en la final del fútbol americano le obsequió un par de entradas a Andrade para hacer su pilatuna, comentó el mismo invasor en diversas declaraciones.

Posteriormente, el sitio web en cuestión puso la foto del hombre atravesando la cancha en su apertura con la siguiente frase: “El verdadero jugador más valioso del gran juego, el villano perfecto”.

Así se ve el medio en cuestión:

Vitaly Uncensored
Vitaly Uncensored