La escuadra británica no podrá entrar en territorio germano debido a las restricciones vigentes para combatir al coronavirus, indicó el Ministerio del Interior alemán.

El gobierno teutón no permite que a su país lleguen personas procedentes de Gran Bretaña, donde la nueva cepa del COVID-19 está esparciéndose con velocidad.

La norma no contempla “derogación especial para los deportistas profesionales”, indicó una portavoz del Ministerio.

El encuentro de Champions League está programado para el martes 16 de febrero en el estadio Arena de Leipzig, donde el pitazo inicial deberá sonar a las 3:00 p.m., hora colombiana.

En consecuencia, la UEFA dio plazo hasta el 8 de febrero al club alemán para encontrar una alternativa para jugar y evitar que le den el partido por perdido con marcador de 0-3.

Entre las soluciones figuran disputar la contienda en otro país o invertir el orden de la localía; es decir, que la serie empiece en el campo del Liverpool.

La restricción está vigente hasta este domingo 7 de febrero, pero podría ser extendida, motivo por el que las alarmas se encendieron entre las partes.