La primera etapa crucial para el destino del Giro de Italia será la que se disputará el 19 de mayo entre Perugia y Montalcino (162 kilómetros). 

El trayecto promete un gran espectáculo a la vista en el día siguiente a la primera jornada de descanso. La undécima etapa general tendrá 35,2 kilómetros de las ‘strade bianche’, los caminos de tierra blanca que dan además nombre a una clásica (victoria de Mathieu Van der Poel en marzo).

Tres días después, en la etapa número 14, se divisa un duro ascenso que medirá el nivel de los escaladores.

La ruta entre Cittadella y Monte Zoncolan (205 kilómetros) vuelve al Zoncolan, la montaña insignia de Friuli. Pero esta vez, el pelotón del Giro abordará el ‘monstruo’ por su lado este, a partir de Sutrio, en lugar de la habitual subida desde Ovaro. Menos concentrada, esa subida se hizo solo una vez, en 2003, año en el que ganó el italiano Gilberto Simoni. 

Otro ascenso majestuoso será el de la tercera etapa clave (24 de mayo), entre Sacile y Cortina d’Ampezzo (212 kilómetros). (Vea también: “Egan está bien para ganar el Giro de Italia”: Eddie Merckx, leyenda del ciclismo).

Tres puertos de montaña que forman parte de la historia centenaria del Giro están en el programa de esta etapa en los Dolomitas. El Fedaia primero, en el corazón del macizo de la Marmolada, es una ascensión muy exigente. Luego vendrá el Pordoi, que marcará el punto más alto de la ronda ciclística este año (2.239 metros), y finalmente el Giau, seguido del descenso hacia Cortina d’Ampezzo, estación que acogió los Juegos Olímpicos de Invierno de 1956 y que será sede en 2026.

La cuarta etapa estelar del Giro de Italia 2021 será la de la última ascensión (29 de mayo), entre Verbania y Alpe Motta (164 kilómetros). 

Esta tendrá una incursión en Suiza por San Bernardino y el Splügen, dos puertos de montaña a más de 2.000 metros de altitud. El regreso a Italia llevará hacia una última subida, en dirección a Alpe Motta, cerca de la estación de Madesimo, en el valle de Spluga. (Vea también: “No encuadren a Fernando Gaviria en un problema con su equipo”: Botero, antes del Giro).

Y por supuesto, la última etapa crucial será la del veredicto, que constará de una contrarreloj entre Senago y Milán (29,4 kilómetros). 

Si las diferencias son pequeñas en lo alto de la general en el inicio del último día, como ocurrió en 2020 entre el británico Tao Geoghegan y el australiano Jai Hindley, los candidatos a la ‘maglia rosa’ solo tendrán 29,4 kilómetros para ganar el Giro. El recorrido de esta contrarreloj, totalmente en llano, conduce de Segano al centro de Milán. La llegada final será emblemática igualmente, frente a la catedral (Duomo).