Este es el mismo terreno que se utiliza para la carrera de un día Strade Bianche (camino blanco, en italiano), que desde el 2007 se celebra sin interrupciones.

Según el portal especializado Velonews, el tramo incluido en la etapa 11 del Giro de Italia que comienza este sábado 8 de mayo es más duro y técnico que lo que se vive en la Strade Bianche y podría ser decisivo en las opciones de título para favoritos como el colombiano Egan Bernal, el británico Simon Yates, el ruso Aleksandr Vlasov y el italiano Vincenzo Nibali.

La etapa 11 tiene una extensión de 162 km, y el tramo destapado será una dura prueba para los ciclistas: “Podría ser más relevante para la general que las duras cuestas de los Alpes”, publica Velonews.

La última vez que se incluyó en el Giro de Italia un recorrido similar fue en la edición del 2010, cuando una fuerte lluvia creó barrizales que supusieron una mayor dificultad para los ciclistas, en una jornada ganada por el australiano Cadel Evans, señala Cycling News.

“No es una sorpresa que los favoritos a ganar la prueba, como Egan Bernal y Simon Yates, hayan estudiado (o planeen hacerlo) con el fin de enfrentar esta dura etapa del 19 de mayo, un día después del primer descanso de la prueba”, opina Davide Cassani, entrenador nacional italiano.

Para sortear esta etapa con éxito, quienes la quieran ganar o por lo menos pretendan no perder tiempo tendrán que tener muy buenas habilidades con la bicicleta y en la cuesta, dos condiciones que corredores como Egan Bernal cumplen a cabalidad, si se considera que el zipaquireño tiene amplia experiencia en bicicleta de montaña.