Faryd Mondragón fue el hombre más criticado del país durante el fin de semana después de que, el pasado sábado, en el taller Construyendo País del Gobierno, le agradeciera a la vicepresidenta porque ella fue parte importante de la medalla de oro que logró la Selección Colombia Femenina en los Juegos Panamericanos de Lima.

El exarquero no cambió su forma de pensar después de recibir tantas críticas en las últimas horas y este lunes reafirmó su posición de la siguiente manera:

“En el momento en el que el fútbol femenino no iba a obtener el apoyo, no iba a crearse la Liga Femenina, la vicepresidenta fue la que tomó la bandera, reunió en el Palacio a las entidades de Dimayor, Federación, a las niñas. A partir de ahí se creó la Liga Femenina. La vicepresidenta acompañó a nuestra capitana, Natalia Gaitán, a la convención de mujeres que se realizó en Francia por motivo del Mundial Femenino”, aseguró Mondragón en la entrevista que le concedió a La W.

Por lo visto, al exportero se le olvidó que la Liga Femenina se creó hace más de dos años y que ya está en su tercera edición y que los logros de esta generación de futbolistas de la Selección Colombia Femenina se remontan a hace 10 años, cuando eran parte del combinado Sub-17.

Al seguir siendo cuestionado por los argumentos de su agradecimiento a Marta Lucía Ramírez y el motivo por el que él cree que ella fue importante en la consecución del título panamericano, Mondragón agregó:

“Acá la mención que yo le hice como madrina fue porque ella ha sido un baluarte emocional para ellas, las niñas se han sentido empoderadas, respaldadas. Las niñas han sentido el respaldo del Gobierno, que no las abandonó, y no las dejó tiradas o desprotegidas en un momento donde nadie les tendía la mano”.

Mondragón insistió lo más que pudo en que fue gracias a la vicepresidenta que se logró sacar adelante la organización de la tercera edición de la Liga Femenina. “Con el dolor del alma, creería que hubiera sido muy difícil porque, si ella no hubiera intervenido, no existía la liga. Recuerden la reunión en Palacio y que a partir de ahí empezaron a aparecer las opciones a corto plazo de una liga”, manifestó el ahora comentarista de partidos de fútbol.

Por último, Faryd pidió respeto para él y su forma de pensar. “A la gente no le puede gustar, pero yo tengo todo el derecho de dar una opinión y fue un gesto que quise tener con ella. Lo hice a nombre propio y estoy en todo mi derecho. Les pido que respeten una opinión personal. No sé por qué se arma tanto problema con una opinión personal”, concluyó Mondragón.