Por acá tembló.  Mi familia y mi esposa estamos bien. Espero, igualmente, que las personas afectadas en la zona del epicentro se encuentren bien”, escribió el delantero del Galatasatay minutos después del movimiento telúrico.

El terremoto también se sintió en provincias vecinas, aunque las informaciones disponibles señalan que no ha habido víctimas y que los daños materiales son sido leves.

El epicentro se localizó en el Mar de Mármara, a unos 70 kilómetros al sureste del centro de la urbe de 15 millones de habitantes, según las informaciones del observatorio sismográfico de Kandilli.

Esta institución da la magnitud como 6 en la escala de Richter, mientras que el organismo gubernamental AFAD la coloca en 5,8.

El terremoto hizo temblar las casas de forma alarmante durante varios segundos, como pudo comprobar Efe, si bien, en general, sin causar destrozos.

Agregó que en los barrios de Avcilar y Sariyer se desplomaron las cúspides de torres de mezquitas.

En Sirinevler, las autoridades evacuaron un edificio que se inclinó a causa del seísmo, informa la cadena NTV.

Además, en toda la ciudad cerraron los colegios de primaria y secundaria para el resto del día.

Varias ciudadanos informaron  que el temblor se pudo sentir de manera nítida incluso en provincias vecinas a más de 150 kilómetros del epicentro.