Radamel Falcao García está padeciendo una situación crítica por sus constantes lesiones. El delantero colombiano estuvo dos meses fuera de las canchas, volvió a jugar el fin de semana pasado y, luego de tener media hora de acción, recayó en las dolencias que frustraron su buen inicio de temporada con el Galatasaray.

Por eso, el ‘Tigre’ decidió tomar una decisión radical, buscando una solución definitiva a las constantes lesiones que han disminuido considerablemente su popularidad entre los aficionados del club de Turquía. El goleador viajó desde el país otomano hacia España, para visitar al fisioterapeuta Joaquín Juan, conocido en el mundo del deporte como uno de los mejores del mundo.

Estrellas como Cristiano Ronaldo y el basquetbolista Pau Gasol suelen tratarse con Juan. De hecho, según recuerda el diario AS, el futbolista portugués exigió la presencia del fisioterapeuta con su selección en el pasado Mundial de Rusia.

Falcao y Juan ya se conocen desde hace tiempo. El colombiano confió en el español a principios de 2014, cuando inició su recuperación de la rotura de ligamento cruzado anterior que lo sacó del Mundial de Brasil. Ahora se volverán a ver las caras, con el atacante viviendo una angustia similar a la de hace siete años, esta vez porque es consciente de que sus constantes lesiones le han impedido dar lo mejor de sí con el Galatasaray.

El parte médico oficial del ‘Tigre’ sostiene que él sufre una distensión moderada con un desgarro parcial en la pierna derecha, como en octubre pasado. En ese entonces, el colombiano y su club pensaban que la recuperación sería rápida, pero lo cierto es que duró cerca de dos meses.

En las últimas semanas, Falcao y los directivos del Galatasaray han protagonizado una de las historias más comentadas por la prensa turca. Recientemente se han incrementado en Turquía las voces que piden la salida del colombiano de su equipo, pero también se conoció que el goleador quiere seguir allí y cumplir el contrato de tres años que tiene firmado, que culmina en junio del 2022. Versiones de prensa señalaron que García les aseguró a sus jefes que solo se iría en caso de que le paguen todo su contrato, algo que no están en capacidad de hacer ellos.

Esta última lesión que sufrió el delantero de la Selección Colombia anuló cualquier posibilidad de que cambie de equipo en este mercado de pases, así muchos creyeran que se iría en los próximos días porque eliminó de sus redes sociales los datos que lo identificaban como jugador del Galatasaray.