Desde hace varias semanas los medios de comunicación de Turquía han señalado que a los directivos del Galatasaray se les agotó la paciencia con Radamel Falcao García por sus reiteradas lesiones y quieren que el colombiano se marche del club, a pesar de que tiene contrato hasta junio del 2022.

Lo cierto es que el ‘Tigre’ no desea marcharse del club turco y, de acuerdo con el portal Ajansspor de ese país, solo aceptaría continuar su carrera en otro país en caso de que sus jefes le paguen el 65 % del dinero que recibiría por el cumplimiento de su contrato hasta 2022. Así las cosas, el capitán de la Selección Colombia esperaría alrededor 4.875.000 euros para aceptar irse, teniendo en cuenta que por contrato recibiría 7,5 millones de euros en el año y medio que le queda como jugador de ese equipo.

Lo informado en las últimas horas coincide con la versión que entregó la semana pasada el diario Sporx, el primero en asegurar que Falcao no aceptaría irse de Turquía en las próximas semanas si no le pagan un dinero importante por ello.

Este fin de semana se confirmó que el colombiano viajó a España para buscar la cura definitiva a sus retiradas lesiones con el denominado por muchos como el mejor fisioterapeuta del mundo. El ‘Tigre’ ya había trabajado con el especialista español hace 7 años, cuando inició su recuperación de la rotura de ligamento cruzado que lo sacó del Mundial de Brasil 2014.

Falcao lleva año y medio como jugador del Galatasaray, tiempo en el que se ha lesionado en cinco ocasiones. Esa situación ha hecho que el delantero se haya perdido más de 30 partidos de su equipo, una cifra que escandaliza a hinchas y directivos.

García duró dos meses fuera de las canchas en el remate del año pasado por cuenta de una lesión que nadie esperaba que necesitara una recuperación tan larga. El colombiano volvió a las canchas la semana pasada pero se volvió a lesionar luego de jugar cerca de 30 minutos.

Esa situación afectó seriamente cualquier posibilidad de que Falcao cambie de equipo en este mercado de pases, así muchos creyeran que se iría en los próximos días porque eliminó de sus redes sociales los datos que lo identificaban como jugador del Galatasaray.