“Puse el estadio a la orden, lo puse a disposición. También lo hice para una campaña de la Alcaldía, que estaba orquestando con la Cámara de Comercio, para hacer mercados y que el estadio les sirva como el centro de distribución”, detalló el presidente del equipo, Marco Caicedo, en diálogo con Red Más Noticias. 

El dirigente invitó a los demás clubes del fútbol colombiano a que apoyen la iniciativa y demuestren su solidaridad. “Es el momento oportuno para que nosotros demos el paso adelante, el paso solidario; que nos ofrezcamos al gobierno en esta coyuntura tan difícil que atraviesa”, añadió en ese informativo.  

Los ‘verdiblancos’ también acordaron una rebaja de sueldos para jugadores y cuerpo técnico, con la garantía de que todo volverá a la normalidad cuando se supere la pandemia y se reanude el fútbol colombiano. Caicedo agregó, en el noticiero, que esta rebaja está calculada para un máximo de 4 meses. 

La iniciativa de ofrecer un estadio como centro de ayuda nació en el Real Madrid, que el pasado 26 de marzo habilitó el Santiago Bernabéu para que se convirtiera en un “espacio de almacenamiento de las donaciones de material sanitario para combatir el coronavirus”, indicó el diario El Español. 

El pasado martes el gobierno de Río de Janeiro estableció un hospital de campaña en el complejo del estadio Maracaná. La estructura contará con 400 camas para atender a pacientes con COVID-19, informó Globo Esporte.