Este miércoles el fútbol colombiano vio surgir una noticia muy pocas veces vista en la historia reciente del balompié nacional: la Superintendencia de Sociedades ordenó la liquidación jurídica del Cúcuta Deportivo porque todavía no ha pagado las millonarias deudas que tiene con muchos de sus acreedores.

Lo que todos los seguidores de la Liga BetPlay se preguntan es si el equipo rojinegro podrá jugar las últimas dos fechas del presente torneo y el campeonato que jugarán los equipos eliminados por un cupo a la próxima Copa Sudamericana.

La respuesta es sí. De acuerdo con el periodista Alejandro Pino, el Cúcuta puede jugar porque no le han quitado del todo el reconocimiento deportivo. El Ministerio del Deporte se lo suspendió hace un par de semanas, pero por temas burocráticos esa suspensión no ha sido efectiva y la Dimayor permitió que el club ‘motilón’ siguiera participando en la liga. En ese orden de ideas, el partido de este jueves contra el América se llevará a cabo.

Sin embargo, Noticias Caracol precisó que el viernes quedará en firme la suspensión del reconocimiento deportivo del equipo presidido por José Augusto Cadena. Eso quiere decir que aún no está tan claro que el Cúcuta pueda disputar la última fecha, el domingo, contra Nacional.

Ahora es clave la directriz del Mindeporte al respecto. Por su parte, la Dimayor aseguró que este jueves los clubes del balompié nacional se reunirán para definir de qué manera proceden ante esta situación.

Inicialmente, el ente rector de los torneos de fútbol en Colombia informó que al Cúcuta se le darían 1.500 millones de pesos como adelanto del dinero que le corresponde por derechos de televisión, para que con esa suma pagara sus deudas. Pero finalmente no ha habido total acuerdo entre los presidentes de los equipos y el dinero no ha sido desembolsado.

A continuación, lo informado por Pino y Caracol: