Luego de que hace dos semanas la Superintendencia de Sociedad ordenara la liquidación jurídica del Cúcuta Deportivo y de que el cuadro ‘motilón’ fuera excluido de las últimas dos fechas de la liga colombiana y de la liguilla de eliminados, la Dimayor realizó una asamblea extraordinaria para definir el futuro de ese club.

Los directivos de los equipos del fútbol colombiano acordaron en la reunión de este miércoles que el Cúcuta será desafiliado de la entidad, como confirmó ese organismo en un comunicado publicado en su página web.

La llamativo del asunto es que la desafiliación del equipo ‘motilón’ va en contra de los intereses de los futbolistas del equipo y del liquidador que fue asignado a la institución para que esta pague las millonarias deudas que tiene. Los deportistas le pidieron a la Supersociedades que les permitiera seguir compitiendo y esta aceptó, y el liquidador del Cúcuta también le solicitó lo mismo al Ministerio del Deporte porque entiende que seguir con sus actividades permitirá que tenga más dinero para pagar sus obligaciones.

Aún no es claro lo que la desafiliación del Cúcuta significará en temas deportivos. De entrada, el siguiente semestre de la Liga BetPlay tendría solo 19 equipos participantes y ya hasta el segundo semestre del 2021 se volverían a tener 20 clubes en acción, gracias a los dos que asciendan desde la ‘B’.

Los principales afectados con el rumbo que está tomando la posible desaparición del equipo rojinegro son los empleados y los acreedores a los que les debe el presidente del club, porque sin competencia alguna son menores las posibilidades de que este tenga ingresos para pagarles.