Ese fue el compromiso del presidente luego de dejar listo el documento, con el que, además, se liquidará Coldeportes para que se transforme en Ministerio, y cuya sede será en Bogotá.

El Gobierno aseguró que será el organismo principal para “la recreación, la actividad física y el aprovechamiento del tiempo libre” y que “velará por el desarrollo de todas las disciplinas, en todos los ámbitos, que van desde la recreación hasta la alta competencia”, con el fin de promover el bienestar y la calidad de vida de los colombianos.

En la ley quedó establecido que la nueva cartera del Deporte será austera y  “no debe generar gastos de funcionamiento superiores a los que tenga Coldeportes en el momento de su transformación”.

Además, se entregó un parte de tranquilidad para los funcionarios de Coldeportes porque se definió que esa planta de personal quedará “incorporada automáticamente” al Ministerio.

Por otro lado, tendrá 39 funciones para incluir todos los planes, proyectos y metas que beneficien a los deportistas en la hoja de ruta del Gobierno.

En cuanto a las regiones, que es de donde sale la gran parte de los deportistas de alto rendimiento del país, las alcaldías deberán garantizar los espacios y la infraestructura para cubrir las necesidades de los deportistas, mientras formulan programas destinados al desarrollo de la actividad física en todo el país.

En ese mismo sentido, se buscará impulsar deportes autóctonos, alternativos, de baja difusión, y los extremos, para que se desarrollen de acuerdo con los principios del movimiento olímpico.

Además deberán considerarse las poblaciones vulnerables, con discapacidad y de la tercera edad; además de las comunidades indígenas, étnicas, campesinas y afrodescendientes.

A partir de este jueves, cuando fue sancionada le Ley, el Ministerio del Deporte tendrá un año para adecuar sus procedimientos y operaciones a la nueva naturaleza jurídica y estructura administrativa.

Estas fueron las reacciones de Ernesto Lucena, actual director de Coldeportes, y el Jefe de Estado: