Todo partió de recientes palabras de Alberto Fernández, presidente de Argentina y quien señaló que no quería “frustrar” la realización de la Copa América en su territorio, pero que la dureza del coronavirus es un “problema” que primero se debe “dominar”.

En consecuencia, el ministro del Deporte de Colombia afirmó que si Argentina desiste de albergar los partidos que le corresponden, Colombia tiene contemplado que puede seguir adelantecon toda la competición.

Con este panorama, autoridades de varias ciudades colombianas se empezaron a mover para que les asignen los encuentros respectivos, pues el grupo B le corresponde a Colombia y el A, a Argentina.

Así lo dio a conocer el periodista Carlos Antonio Vélez en Planeta fútbol’, programa de Antena 2, donde señaló que los ofrecimientos proceden de Armenia, Pereira, Manizales y Bucaramanga, donde se disputó el Suramericano Sub-23 de 2020 y urbes que se quieren sumar a las ya establecidas: Bogotá, Barranquilla, Cali y Medellín.

“Cuando Fernández dijo en Argentina que la cosa estaba grave, algunos dirigentes cívicos llamaron a Ramón Jesurún [presidente de la Federación Colombiana] y le dijeron que si tenía que echarle mano a toda la Copa América, que lo hiciera que ellos ofrecían al Eje Cafetero y a Bucaramanga”, indicó el comentarista.

Y añadió que la respuesta del directivo dejó la puerta abierta para esa posibilidad: “Jesurún dijo inmediatamente: ‘Perfecto, no hay ningún problema, pero esto lo tengo que consultar’”.

Sin embargo, hasta el momento no hay pronunciamientos oficiales y Argentina sigue siendo anunciada como país anfitrión para el evento que se celebrará conjuntamente con Colombia entre el 11 de junio y el 10 de julio.

Copa América se podría jugar en el Eje Cafetero y Bucaramanga

En audio, las palabras de Carlos Antonio Vélez (desde el minuto 16:20):