Jaime Pumarejo, mandatario de la capital atlanticense, sede del encuentro programado para el viernes 13 de noviembre, dijo en Blu Radio que su administración pretende que el estadio Metropolitano cuente con “un aforo del 10 al 15 %, entre 5.000 y 9.000 personas, aproximadamente, utilizando todas las tribunas”.

Sin embargo, aclaró que es una idea en fase preliminar: “Esto está en estudio; hasta ahora estamos montando los protocolos con los ministerios de Deporte y Salud. No se sabe si lograremos tener todo listo”.

Por otra parte, añadió que de no alcanzar, la autorización de aficionados se podría dar “para un partido posterior internacional del Junior”, club que está en Copa Sudamericana.

Lo particular es que el alcalde avisó que no se les pedirá prueba de coronavirus a los espectadores: “Solo tendrían que  llevar tapabocas, estar intercalados en los asientos y cumplir los protocolos”.

Y argumentó: “En últimas, el estadio es un espacio abierto y con buena ventilación”.

Finalmente, apuntó que la boletería, accesos, organización y seguridad estarán a cargo de los directivos de la Federación Colombiana de Fútbol, quienes dejaron entrar al cotejo anterior con invitación privada a varias personas, como el ministro de Justicia con sus hijos, pese a que era prohibida la presencia de personal diferente al relacionado con el compromiso.

La Selección Colombia recibirá a Uruguay a las 3:30 p.m. en cumplimiento de la cuarta fecha de la Eliminatoria suramericana, cuya programación fue confirmada por la Conmebol.

Posteriormente, el martes 17 de noviembre, el combinado ‘cafetero’, que es tercero en la tabla de posiciones, visitará a Ecuador en la quinta jornada.

En audio, el alcalde de Barranquilla hablando de la posibilidad de público para Colombia-Uruguay: