El ganador de la jornada fue Álvaro Gómez, perteneciente al equipo Aguardiente Néctar, pero gran parte del lote sufrió con las fuertes inclinaciones.

“Es un muro con letras mayúsculas…El primer kilómetro es una pared literalmente, con rampas superiores al 30 %”, indica sobre esta cuesta la web de Altimetrías Colombia’, sitio especializado en describir los diferentes altos de la geografía nacional.

La subida está ubicada en el Parque Ecológico Pionono, de Sopó, Cundinamarca, y no es la primera vez que recibe una prueba ciclística, pues en una edición anterior de la misma Vuelta a Cundinamarca albergó una cronoescalada que también fue ganada por Gómez.

En videos, el sufrimiento del lote subiendo al Pionono: