Hay una cosa para tomar antes y después del partido; él quiso mezclar las dos dosis. Dijo: ‘Yo estoy en finales, yo soy un saiyajin’, y se la tomó de una; eso había que tomárselo suavecito”, empezó relatando Arnulfo Valentierra, en diálogo con el periodista Ricardo Arce de Telepacífico Noticias.   

Cuando ya estaban dentro del terreno de juego, el cuerpo de Jhon Viáfara no asimiló la bebida y “tal como lo tomó, botó eso y siguió jugando; no lo dejaron salir”, detalló el exjugador. 

Con los interiores y la pantaloneta untada, Viáfara se acercó al árbitro pidiéndole que lo dejara salir. “El árbitro le dijo que no, que tenía que pedir el cambio”, continuó la historia.  

En ese momento de desesperación, incluso, se iba a meter al banco de suplentes para limpiarse. “Allí, (Luis Fernando) Montoya salió y le dijo: ‘No, aquí no te vas a meter’”, finalizóentre risas— el exmediocampista, que también militó en América de Cali y Peñarol de Uruguay. 

Aquella final de ida por la Copa Libertadores 2004 entre Once Caldas y Boca Juniors terminó 0-0 en La Bombonera. En la vuelta, en Manizales, Viáfara anotó el único gol de los blancos en el 1-1 del duelo que se definiría 2-0 en penales y que dejó como campeón continental al club colombiano.