Nairo Quintana y su equipo, el Arkea, manifestaron en las últimas semanas su deseo de participar en el Giro de Italia de este año. Sin embargo, como la formación francesa pertenece a la ‘segunda división’ del ciclismo mundial, debe ser invitado por los organizadores de las carreras de primer nivel para estar en ellas.

El ciclista colombiano y sus compañeros tienen asegurada la invitación para el Tour de Francia, en gran parte porque allí son locales. Sin embargo, todo parece indicar que, para 2021, al boyacense le hace más ilusión el recorrido de la ‘Corsa Rosa’, competencia en la que se coronó campeón en 2014.

En la semana que viene se confirmarán cuáles serán los dos equipos invitados por la organización del Giro. Antes de que se conozca el anuncio, al equipo de Nairo lo acusaron de querer pagar para quedarse con una de las invitaciones, una información que fue totalmente desmentida por el director de la escuadra francesa.

El medio de comunicación especializado ‘La Flamme Rouge’ publicó en su cuenta de Twitter: “Según nuestras fuentes, Arkea-Samsic está dispuesta a pagar a RCS (compañía organizadora del Giro) una cantidad de hasta 7 cifras por una invitación al Giro. Quintana no tiene ningún interés en el Tour de Francia de este año debido a la naturaleza de su recorrido”.

Al ver el alboroto que se generó por dicha información, Emmanuel Hubert, director del Arkea, la negó rotundamente. “No está en mi ADN pagar para participar en un evento”, señaló el fracés, citado por Mundo Deportivo, en diálogo con el portal especializado ‘Mon Peloton’.

Son cinco los equipos que están compitiendo entre sí por una de las dos invitaciones al Giro, que este año se llevará a cabo desde el 8 de mayo. Lo llamativo es que, de las cinco formaciones involucradas, cuatro son italianas. El Arkea la tiene bastante difícil ya que, generalmente, los organizadores benefician a los equipos de su país.

Además del conjunto de Quintana, están esperando invitación los siguientes: Androni Giocatolli, Eolo-Kometa Cycling Team, Vinu Zabù-KTM y Bardiani.

El colombiano ya volvió a entrenar por las carreteras de Boyacá luego de superar la recuperación de la operación de rodillas a la que se sometió en octubre pasado.